Guardiola Fracasa en Europa… Otra Vez.

Esta tampoco será la Champions del Manchester City. Ni a un partido, contra un rival a priori inferior y apabullando sobre el terreno de juego ha podido pasar el conjunto de Guardiola ante un Lyon que exprimió al máximo sus posibilidades. Los goles de Cornet en el 24′ y Dembélé en el 79′ y 87′ tumbaron a un equipo que se pasó todo el partido avasallando la meta de un inspirado Lopes. Sólo De Bruyne, en el 69′ y cuando mejor estaban jugando los citizens logró batir la meta de un Lyon que sufrió lo indecible… pero que será el sorprendente rival del Bayern en las semifinales de esta Champions que va a quedar para la historia.

Guardiola inició el partido con una defensa de 3 que nunca acabó de funcionar. Fernandinho, Eric Garcia y Laporte no pudieron nunca con las iniciales acometidas de un Lyon que encontró su premio inesperado tal vez por medio de Cornet, que aprovechó un desajuste de Walker para burlar el fuera de juego y batir a Ederson. Era su primer gol en esta edición de la Champions y siguió con su idilio ante el City de Guardiola: es, junto a Messi con 4 tantos, el jugador que más goles ha celebrado ante los de Etihad.

A partir de ese tanto del costamarfileño en el 24‘, sólo existió un equipo sobre el terreno de juego: el Manchester City.

Los de Guardiola avasallaron en posesión y ocasiones a su rival, incluso el de Santpedor deshizo la defensa de 3 para dar entrada a Mahrez, de lo mejor ante el Lyon, pero fue insuficiente.

De Bruyne encontró la red en una jugada que inició precisamente el argelino, continuó Sterling y culminó el belga con un disparo magistral. Ese 1-1, que costó en llegar, parecía el punto de inflexión que acabaría de dar la victoria a los ingleses… pero sin embargo fue el principio del fin.

Y fue el fin por el partido de Moussa Dembélé. Dos errores defensivos clarisimos del City, el primero de Laporte en la salida del balón en el 79′ y el segundo, definitivo, de Ederson en el 87′, pusieron un doblete en el marcador personal del atacante francés y el definitivo 1-3 en el marcador.

Antes del último tanto del punta francés, Sterling tuvo la jugada que quedará para el recuerdo de la Champions de este City: totalmente solo, a portería vacía, falló un gol cantado que habría supuesto el momentaneo empate. Poco después, llegó el segundo gol de Dembélé.

Será el Lyon el que juegue las semifinales ante el Bayern. El proyecto europeo de Guardiola en el City, de nuevo, vuelve a fracasar estrepitosamente.

Tomado de:

Marca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *