89 Años hace de la Primera Corona Mundial de Kid Chocolate.

Eligio Sardiñas, más conocido en el mundo del boxeo cómo Kid Chocolate, un día como hoy, pero del año 1931, alcanzó su primera corona mundial en el boxeo profesional, ésta en los pesos pluma.

Llegó a ostentar simultáneamente las fajas mundiales del boxeo rentado en los ligero junior (1931) y de los gallos (1932). Ganó 126 peleas, y solo fue derrotado diez veces y logra ese mismo número de empates. Noqueó a 44 pugilistas. Está considerado entre los mejores 10 pesos pluma de todos los tiempos.

Sus inicios en el boxeo se dieron debido a la situación económica y los bajos ingresos de su familia para el sustento familiar y una forma de esto es la unión de varios clubes a la convocatoria experimentada por los dueños de de los diarios «La noche y la Lucha» que realizaban pequeños encuentros de boxeo entre los diferentes clubes y los ganadores eran premiados con 15 periódicos y los perdedores con 10 los cuales eran vendidos por los atletas pregonándolos por las calles y así obtenían la paga por el la pelea ó espectáculo realizado.

La oportunidad de Eligio Sardiñas nace tras la creación de la Unión atlética Amateur de Boxeo de Cuba en, organización que patrocino los campeonatos efectuados entre 1922 a 1926, donde se reconoció por primera vez como una figura en ascenso en el boxeo cubano.Obtuvo gran fama y simpatía tanto en Cuba como en los Estados Unidos.

Se ha reconocido como un artista del ring y aprendió sus lecciones con los grandes boxeadores de la historia, cuyas películas estudiaba, tenía mucha velocidad; pero contaba con, un defecto físico: Su brazo izquierdo era más corto que el derecho.

«El boxeo soy yo», decía Kid Chocolate, una de las grandes figuras del boxeo en todos los tiempos, le gustaba vestirse bien y divertirse con los amigos.

Durante la decada del treinta fue considerado uno de los hombres mas elegantes del mundo. Por la manera en que vestia y se mostraba en sociedad.

Como amateur nunca perdió en Cuba, derrotó a figuras como Al Singer, en el Polo Grounds, al Italo-norteamericano Fidel La Barba. Según los historiadores, su mayor orgullo era bajar del ring sin un despeine y presuntamente fresco, como si nada hubiese sucedido.

En Estados Unidos conquistó las fajas mundiales de ligero-junior el 15 de agosto de 1931 al derrotar a Benny Bass y en 1932 conquistó el Título mundial de peso gallo, que ostentaba Lew Feldman.

Fue derrotado dos veces por el boxeador italiano Tony Canzoneri, la segunda de ella mediante un fulminante nocao, ya estaba desgastado por la sifilis.

Detalles de su primera actuación en Norteamérica

La primera actuación del cubano en rings de Norteamérica se produjo el 1 de agosto de 1928 en el campamento militar de Mittchefields, una base aérea en las afueras de New York. Su rival, Eddie Enos ,el cual durante la presentación fue bajo una atronadora salva de aplausos y gritos de sus fanáticos que demostraban con sus gritos y frases la discriminación hacia la raza negra ,pronunciando a coros «termina ese negro», que esta noche estamos de pase y las chicas no gustan de esperar«.

Antes de sonar el gong se pudo observar la gran diferencia de talla y el apoyo unánime al peleador norteamericano, Chocolate hacía fintas y más fintas, lanzaba golpes al aire y se movía intranquilo. Cuando Suena el gong, Chocolate dominó desde el primer momento, con una esquiva y dos puños que neutralizaron la ofensiva del boxeador norteamericano. Los militares no dan crédito a lo que ven y se sorprenden del estilo de combate del cubano. Alientan al suyo, pero los ojos, bien abiertos, siguen los movimientos del Kid, que golpe a golpe va dominando su primer triunfo en los Estados Unidos.

Entre tantas voces en inglés, hay una que llega a los oídos de Chocolate en claro español: «Eso es, así se pelea, cubanito«. En el minuto de descanso, el Kid pregunta a sus segundos por esa voz que le anima, pero ni pincho Gutiérrez -su mentor y mejor amigo- ni Moe Fletcher tienen respuesta. El segundo round es una copia fiel del anterior, su dominio se torna cada vez más evidente y, no obstante el ensordecedor rugir de la multitud, llega nuevamente a Chocolate aquella voz tan diferente a las otras: «No le des tregua, cubanito«. El Kid ganó por knock out en el tercer episodio. Ya camino de los vestidores, se volvió varias veces para tratar de identificar al dueño de aquella voz que tanto le alentara y sólo consiguió escuchar de nuevo: «Bravo por ti, cubanito«.

A la mañana siguiente, y pese a que sólo llevaba 50 días en New York, el Kid visitó su ya habitual tertulia de Lafayette. Entre las coristas trasnochadas y amigos de la colonia latina, festejaba su triunfo cuando cayó en sus manos un diario.Buscó ávidamente en las páginas deportivas y en una de ella halló el titular con su victoria sobre Eddie Enos, acompañado de una alerta: «Cuidado, de Cuba ha llegado una Nube Negra, le llaman Kid Chocolate«.

Pero la alegría se volvió tristeza al leer en primera plana del propio matutino, desplegada en grandes caracteres, la dolorosa noticia: «De retorno a su patria, en viaje desde la base militar de Mittchefields a Ciudad de México, murió en accidente aéreo el capitán de aviación mexicano Emilio Carranza». (Relato tomado de Ecured)

Está considerado entre los diez mejores pesos pluma de todos los tiempos, y ha sido registrado en la selecta lista de los inmortales del boxeo y su estatua prestigia una de las entradas del Madison Square Garden, en Nueva York.

Debido a su trayectoria, el INDER creo combinados y centros deportivos llamados Kid Chocolate. El máximo representante y entrenador Alcides Sagarra reconoce que la forma de pelear de Kid Chocolate ha influido notablemente en muchos boxeadores cubanos de ahi que se le considere un antecedente de la actual Escuela Cubana de Boxeo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *