Coincidencia Histórica para un 16 de agosto.

No sé si habrá ocurrido alguna otra vez, pero que en un mismo día, de años diferentes, un mismo atleta rompa su propio récord mundial, en una misma especialidad, pues no sé, yo al menos nunca lo he escuchado.

Pero el 16 de agosto es un día muy especial para el velocista más grande de la historia, el jamaiquino Usain Bolt, pues ese día, en los años 2008 y 2009, Bolt destrozó las marcas anteriores en 100 metros planos y puso en planos estratosféricos las plusmarcas en la prueba reyna de la velocidad.

En el año 2007, Bolt logró el subcampeonato mundial en Osaka en los 200 metros planos, y a partir de ahí, se interesó mucho en correr los 100 metros.

Se apuntó para un evento en Kingston, el 3 de mayo de 2008. Ese día su registro fue de 9,76 s, con el viento a su favor a una velocidad de 1,8 m/s que mejoró notablemente su marca personal de 10,03 s.Ese registro era el segundo mejor tiempo en la historia de la prueba; únicamente por detrás de la obtenida por Asafa Powell de 9,74 s en Rieti (Italia).
El 31 de mayo de 2008, con el viento a favor de 1,7 m/s, paró el cronómetro en 9,72 s en el Reebook Grand Prix que se desarrollaba en el Icahn Stadium, de la ciudad de Nueva York, por lo que superó la marca absoluta de Powell. Además, la hazaña tenía más realce por ser apenas su quinta carrera a nivel profesional

Previo a los Juegos Olímpicos de Beijing, en 2008, Bolt había anunciado que participaría en las pruebas de 100 y 200 m, de las cuales él era el favorito. Bolt clasificó a la final de los 100 m con marcas de 9,92 s y 9,85 s en la ronda previa y semifinales, respectivamente.

Ya en la final de los 100 m, eln16 de agosto, se agenció una extraordinaria marca de 9,69 s, Récord Mundial absoluto, con un tiempo de reacción de 0,165 s. Había batido su propio récord, y además se había colocado muy por delante del segundo puesto, Richard Thompson, quien terminó con registro de 9,89 s.

No era tan sólo una marca sin viento favorable (+0,0m/s), sino que también sorprendía que había bajado la velocidad en plena carrera para celebrar la victoria antes de llegar a la meta, y con una zapatilla desamarrada.

Su entrenador concluyó que, basándose en la velocidad de los primeros 60m, podría haber finalizado con un tiempo de 9,52s.

De hecho, tras un análisis científico de la carrera por parte de la Universidad de Oslo, los investigadores concluyeron que bien pudo haber rebajado el tiempo a 9,60 s, ya que al considerar factores como su posición, aceleración y velocidad con respecto al segundo lugar, la marca podría haber rondado los 9,55±0,04 s, si no hubiese desacelerado.

Ya en el campeonato mundial celebrado en Berlín en el año siguiente, pasó sin sobresaltos las rondas eliminatorias de los 100 m, e impuso la mejor marca para una carrera anterior a la final con registro de 9,89 s.

En la final, celebrada precisamente el 16 de agosto, se encontró nuevamente con Tyson Gay, la primera ocasión que ambos se cruzaban en la temporada, y ganó con un tiempo de 9,58 s, nuevo récord absoluto que le valió su primer título mundial. Gay arribó con un registro de 9,71 s, a 2 centésimas del anterior récord mundial logrado en Pekín por el jamaicano.

Con una diferencia de una décima de segundo con respecto a la anterior marca, el récord era el margen más amplio que alguna vez se haya realizado para batir un récord mundial en la prueba desde la utilización del cronómetro digital.

También se impuso en los 200 m con otra marca mundial de 19,19 s, 0,11 menos que la anterior, el mayor margen que superaba cualquier récord de los campeonatos mundiales.

En esa misma carrera, tres atletas se ubicaron por debajo de los 19,90 s, otra marca del evento.La velocidad de Bolt impresionaba a sus competidores más experimentados; Wallace Spearmon, tercer puesto de la prueba, elogiaba su velocidad,y el excampeón olímpico Shawn Crawford dijo estas palabras:

«Cuando salía a correr…me sentía como si estuviera en un juego de vídeo, él se movía realmente rápido».

Bolt señaló que un factor importante en su desempeño en el campeonato mundial era que había mejorado su arranque: los tiempos de reacción en los 100 m (0,146) y los 200 m (0,133),eran más rápidos que las marcas mundiales logradas en Pekín.

Al contrario, junto al equipo jamaicano de los 4 × 100 m no pudo superar su propio récord mundial de 37,10 s conquistado en Pekín; ya que pararon el cronómetro en 37,31 s, el cual, no obstante, era un récord del campeonato y el segundo mejor en la historia hasta ese momento.

Sin dudas estamos hablando del mejor velocista de todos los tiempos y para mí, el más espectacular de todos los atletas del Siglo XXI.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *